Declaración Política del 9° Congreso Nacional de la Organización de Lucha por la Tierra – OLT

IMG-20150227-WA0020

Ante la coyuntura de movilizaciones de los movimientos sociales, productores, productoras, de la ciudadanía  en general y ante la reconstitución del Congreso Democrático del Pueblo; la Organización de  Lucha por la Tierra (OLT) celebra su 9° Congreso, para la reorganización de su estructura política y su compromiso de clase, para sumarse con más fuerza a la lucha de confrontación que los sectores populares vienen desarrollando contra el gobierno de Horacio Cartes y el proyecto de saqueo que el capital transnacional y sectores de la oligarquía nacional y la narco-política vienen realizando.

El panorama que nos espera es el  avance de un modelo de producción de soja y maíz transgénicos, ganadería extensiva, narcotráfico, dedicado al extractivismo, donde el “desarrollo” pasa por el exterminio de nuestros recursos naturales, que hasta ahora arrojó como consecuencia económica la profundización de la pobreza a niveles inexplicables en un país rico en bienes naturales, tierra, bosque, agua, energía eléctrica. Mientras tanto, la mayoría de la población sigue sumida en todo tipo de manoseos. Asimismo, la concentración de un “crecimiento económico” en beneficio de unos pocos y por ende el atropello de los Derechos Humanos, la criminalización para los sectores que reclaman justicia ante esta desigualdad.

Desde  el 9° Congreso Nacional de la OLT, sostenemos:

Que para la superación de la profunda desigualdad existente en el país, el objetivo estratégico es la derrota del modelo de  concentración de la  tierra y el modelo productivo de exclusión, pilares que sostienen el aumento de la pobreza, el desempleo, la migración y toda forma de humillación a la dignidad humana del pueblo paraguayo, lo cual sólo podrá superarse a partir de la Reforma Agraria Integral, la Soberanía Alimentaria, Soberanía Territorial, Energética y una democracia participativa.

No se puede profundizar la democracia si continúa la concentración de la tierra, donde el 1 % de los propietarios reúne el 77% de las áreas productivas y el 40 % de los agricultores posee el 1 % de las tierras; con lo cual este modelo de tenencia de tierras y de producción expulsa permanentemente a las familias campesinas e indígenas, con la consecuencia directa, la desintegración de los hogares, la exposición a la violencia social por problemas económicos, que solo representa un futuro de destrucción de nuestro pueblo y el ser campesino.

Por lo tanto, asumimos que la recuperación y defensa del “Territorio Campesino” será nuestra lucha principal, la ocupación de latifundios, la producción en los asentamientos y la movilización junto al Congreso Democrático del Pueblo, para defender nuestros intereses como clase trabajadora ante este gobierno vende-patria y con ello defender y fortalecer la democracia.

Así también, creemos que esta tarea debe ser la responsabilidad  política y bandera de lucha de las fuerza sociales democráticas y populares de nuestro país, teniendo en cuenta el acelerado proceso de descampesinización como consecuencia del modelo productivo, social, económico y político vigente.

En este sentido, desde el 9° Congreso Nacional  de la OLT, repudiamos:

  1. El atropello de las comunidades campesinas por parte de sojeros, civiles armados, policías, fiscales que actúan como cómplices en los avasallamientos a los derechos de las campesinas y los campesinos e indígenas, como se demostró en Guahory, Y’apo, Joaju, Santa Lucía, entre otros.
  2. La criminalización de las comunidades campesinas de Concepción, San Pedro y Canindeyú con la militarización de las mismas.

 Y ante ello, los delegados y delegadas del 9° Congreso Nacional  de la OLT, resolvemos:

  1. Retomar la lucha y confrontación al agronegocio.
  2. Declarar movilización permanente en todos los departamentos contra el proyecto de privatización y entrega de los recursos naturales y públicos del Gobierno de Cartes.
  3. Recuperar las derecheras que están en manos de sojeros.
  4. Realizar el acompañamiento de ocupaciones masivas  de latifundios en los departamentos
  5. Organizar la producción de alimentos sanos y combatir los transgénicos en los asentamientos.
  6. Acompañar a los presos, presas, familiares y víctimas de la masacre de Curuguaty ante el circo de Juicio Oral que sucederá en el mes de junio.
  7. Solidarizarse con la reocupación del territorio ancestral por parte de la Comunidad Indígena Xákmok Kásek, en el Departamento de Presidente Hayes, Chaco.
  8. Fortalecer los espacios de alianzas CLOC-Vía Campesina y el Congreso Democrático del Pueblo.

Por último, saludamos la nueva estructura organizativa donde un varón y una mujer electas en Asambleas departamentales pasan a constituir la Dirección Nacional de la organización, con compañeros y compañeras, en su mayoría jóvenes, quienes asumirán esta tarea durante dos años.

POR LA RECUPERACIÓN Y LA DEFENSA DEL TERRITORIO CAMPESINO PARA LA REFORMA AGRARIA

                                                 Villarrica, 26 de febrero de 2015

156424_148755855288778_727657762_n

Anuncios

La OLT realiza las jornadas de su 9° Congreso Nacional

11021073_742046505913869_8440092309249176677_n

Bajo la consigna: “Por la Recuperación y Defensa del Territorio Campesino para la Soberanía Alimentaria”, se realiza entre el 25 y 26 de febrero del corriente, la 9na. edición del Congreso Nacional Ordinario de la Organización de Lucha por la Tierra (OLT). El mismo tiene lugar en el local de Jopói Raity, a 2 Km del casco urbano de la ciudad de Villarrica, en el departamento de Guairá.

Fueron acreditadas 150 delegadas y delegados de los 8 departamentos con presencia de la OLT y hay que destacar que este encuentro es un esfuerzo colectivo que se realiza con autogestión y financiamiento proveniente de las bases.

El Congreso es un espacio que tiene, fundamentalmente, un fin político incuestionable como es el de reunir a la militancia de la organización para discutir el contexto actual del campesinado paraguayo, para lo cual se previeron cinco ejes temáticos:

– Tierra y Reforma Agraria.

– Agroecología y Soberanía Alimentaria.

– Suelo, biodiversidad y medioambiente.

– Participación de las mujeres.

– Soberanía energética y soberanía nacional.

El propósito es someter a consenso estos temas que hacen a las problemáticas actuales de la clase trabajadora del país y consolidar, en base a las conclusiones, un Plan de Lucha que abarque los próximos tres años.

Inicialmente se realizó un análisis de coyuntura con la participación del líder de la Federación Nacional Campesina (FNC), Marcial Gómez, con la intervención y contribuciones de todos los presentes.

10420771_540236592807367_8415439762985040939_n

CONAMURI: Rubén Villalba, preso político

Ayer, jueves 12 de febrero, concluyó el juicio oral del Caso Pindó, en el que fue acusado por la Fiscalía el dirigente campesino, Rubén Villalba. Un caso que, profanando tumbas en la desesperación, fue desempolvado tras varios años de prescripción legal, solamente para condenar a Rubén. Se lo acusa de un hecho ocurrido en 2008 durante una operación fiscal-policial ocurrido en la localidad de Pindó, población que se resistió a la fumigación con agrotóxicos en su territorio.

La causa hubiera podido tener una pena máxima de 3 años; el fiscal pidió 12: el tribunal lo condenó a 7 años de pena privativa de libertad.

El Caso Pindó demostró, una vez más, cómo la respuesta de la Justica paraguaya a un reclamo ciudadano, es la criminalización de la lucha. Se visibiliza la impunidad del aparato estatal en la violación de los derechos humanos en nuestro país, el derecho colectivo a la tierra, a la vida saludable, a la libertad de organización para defender la vida como valor fundamental garantizado por la propia Constitución Nacional.

El campesinado paraguayo, en la figura de Rubén Villalba, ha sido víctima nuevamente del Estado desde los habitáculos de la Justicia con el deliberado atropello a las garantías procesales y constitucionales.

Las mujeres campesinas e indígenas, solidarias con las causas populares, expresamos nuestro repudio ante estos hechos que se caracterizan por una gran indefensión de la persona humana ante el Estado y exigimos la anulación inmediata de este proceso indignante, que se constituye, además, en una suerte de antesala del montaje que se está creando sobre el Caso Curuguaty, donde Rubén Villalba también es víctima del sistema judicial, por parte de la mafia de los agentes de la in-justicia.

¡Ni un preso político más!

ruben-villalba

MCNOC denuncia procedimiento arbitrario y violento por parte de la Policía Nacional

La Mesa Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas- MCNOC- se dirige a la opinión Pública Nacional e Internacional para manifestar cuanto sigue:

Denunciamos el atropello que acabó en la arbitraria detención de cuatro mujeres, madres de familia, robos de varios vehículos, tractor, motosierras y varios kilos de víveres de alimentos, ocurrido en el distrito de San Pedro del Paraná (Dpto. de Itapúa), el día miércoles 11 de febrero desde las 10 am hasta aproximadamente las 15:30 hs.

El hecho fue protagonizado por parte un grupo de la Policía Nacional, encabezado por el comisario principal, Gaspar Mereles, y el suboficial mayor, Aureliano Almada Rodríguez, con el acompañamiento de un supuesto agente fiscal que no llevaba ninguna identificación. Ni la Policía ni el representante de la fiscalía presentó ninguna orden judicial para proceder.

Las compañeras detenidas y remitidas a la Comisaría 7° de San Pedro del Paraná son: Herminia Rojas, Ubalda Sotelo, Carmen Bustamente y Claudia Franco, ésta última, embarazada de tres meses; las mujeres fueron brutalmente golpeadas.

Todo esto ocurrió durante un supuesto allanamiento en la casa del compañero Francisco Ocampo en el Asentamiento 12 de julio.

Exigimos la intervención de las autoridades nacionales pertinentes para la inmediata libertad a las compañeras detenidas y remitidas a la comisaría, asimismo, la devolución de todas las pertenencias que fueron robadas por la Policía y los supuestos acompañantes fiscales, de quienes hasta el momento no hemos obtener su identificación.

Apelamos a la solidaridad de los sectores democráticos y progresistas para denunciar todos estos atropellos contra nuestros compañeros y compañeras del campo, y al mismo tiempo, instamos al pueblo consciente a acompañar la movilización que se hará frente a la Fiscalía y Comisaría implicadas a fin de repudiar y condenar este hecho de grave violación de los derechos humanos.

¡La lucha continúa! ¡Unidos venceremos!

Logo MCNOC