Mcnoc denuncia detención de dirigentes campesinos

COMUNICADO

La Mesa Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas -MCNOC- se dirige a la opinión pública nacional e internacional para manifestar cuanto sigue:

Denunciamos la detención y remisión en la cárcel de varios compañeros: Mariano Ayala, Roque Insfrán Martínez, Antonio Duarte Legal y Daniel Pérez Gómez, son de Pdte. Hayes del asentamiento Remansito; desde el viernes están recluidos en la Penitenciaría de Tacumbú y el compañero Milciades Atiensa del distrito de Alto Verá, Dpto. de Itapúa, actualmente se encuentra detenido en la comisaría de María Auxiliadora del distrito Tomás R. Pereira.

Lastimosamente continúa la persecución y la criminalización a los luchadores sociales porque todos estos apresamientos se encuadran dentro de una maniobra fiscal, judicial y policial, en total falta de razonabilidad e incorrecta interpretación, que transgrede los derechos fundamentales establecidos en nuestra Carta Magna.

Exigimos la libertad de los compañeros y el cese a la persecución política con atropello y prepotencia por parte de varios fiscales, contra los que luchan por la defensa de la vida y los intereses comunitarios.

¡Cese de la criminalización a la lucha social!

Luis Aguayo Antonio Gayozo
Secretario General Conducción Política

Contacto:
Luis Aguayo 0982-966.919

Imagen

Comunicado de la Escuela Agrícola CENFIC

Imagen

Ante la grave crisis económica que atraviesa el Centro Nacional de Formación Integral Campesina (CENFIC) “Juan de Dios Salinas”, escuela técnica agropecuaria con enfoque agroecológico del Movimiento Campesino Paraguayo (MCP), se dirige a la opinión pública para manifestar cuanto sigue:

La política de gobierno de Horacio Cartes del Partido Colorado no demuestra interés en apoyar la educación agraria y la agricultura familiar campesina.

La escuela venía recibiendo fondos del Estado para cubrir parte de los gastos que demanda la institución, pago a los funcionarios técnicos y los docentes y alimentación de los/las estudiantes en calidad de internos/as. Este año 2014 no hemos recibido a pesar de que el rubro está destinado para  entidades e instituciones educativas sin fines de lucro y ya fue aprobado por Ley dentro del Presupuesto General de Gastos de la Nación para el presente año.

El CENFIC actualmente cuenta con más de cien jóvenes varones y mujeres, hijos de campesinos de escasos recursos provenientes de distintos puntos del país, y forma parte de la Federación de Escuelas y Centros de Capacitación Agropecuaria Privados del Paraguay.

Exigimos al gobierno que libere los fondos pertenecientes, ya que, de lo contrario, nos sentiremos obligados a cerrar la escuela, pues no la podremos sostener en estas condiciones sin apoyo del gobierno ni otras entidades solidarias.

La educación es derecho de todos y todas, pilar del desarrollo del país

OLT rechaza decisión del Tribunal de Salto del Guairá en el Caso Curuguaty

A la opinión pública nacional e internacional

Desde la Organización de Lucha por la Tierra (OLT), rechazamos la “Pena de muerte” declarada por el Tribunal de Salto del Guairá, al negar la prisión domiciliaria a cinco campesinos con 55 días de huelga de hambre.

Recordamos a la ciudadanía nacional e internacional que la “Pena de muerte” está abolida,  según la Constitución de la República del Paraguay en el artículo 4º. Sin embargo la decisión tomada por el Tribunal de la ciudad de Salto del Guairá, no es otra cosa que una condena a la muerte, teniendo en cuenta que los mismos llevan 55 días de huelga de hambre exigiendo justicia, ante un arbitrario proceso llevado a cabo por el sistema judicial en contra de los campesinos y campesinas.

La resolución del Tribunal  es arbitraria y atenta contra un Estado de Derecho, asumiendo que la misma debe respetar la dignidad humana, mientras que en este caso se viola el derecho a la vida y la libertad de los presos políticos de Marina Kué.

Ante este hecho que profundiza la criminalización de las luchas campesinas por la tierra, hacemos un llamado a la ciudadanía en general, las organizaciones sociales, populares del Paraguay y de otros países a pronunciarse, manifestarse y exigir justicia para los presos y presas de Marina Kué.

Por último, exigimos el esclarecimiento de la masacre de Marina kué.

¡LIBERTAD A LOS PRESOS POR LUCHAR!

¡MARINA KUÉ, PUEBLO MBA’E!

Villa Elisa, 09 de abril de 2014

 DIRECCIÓN NACIONAL OLT 

Imagen

 

Persecución a dirigentes de MCNOC y advertencia de desalojo a asentamientos constituidos hace años

Asunción, 7 de abril de 2014.

COMUNICADO

La Mesa Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas -MCNOC- se dirige a la opinión pública nacional e internacional para manifestar cuanto sigue:

Denunciamos una serie de persecuciones a nuestros dirigentes y anuncio de desalojo contra comunidades campesinas conformadas por varios años, que para nosotros representa un proceso de exterminio de asentamientos campesinos autoconstruidos con mucho sacrificio y esfuerzo de compatriotas.

Se encuentra bajo amenaza y en proceso de desalojo el asentamiento Tres Fronteras, constituido hace 5 años por la Comisión Vecinal Jorge Martínez, con 59 familias en un predio de 700 hectáreas, situado en el Distrito Capiibary, departamento de San Pedro.

En la Comunidad Poncho 1º Línea, Distrito de Alto Vera del departamento de Itapúa, están imputados por el Fiscal Oscar Fernando Delfino, los compañeros Milciades Atiensa, Rubén Atiensa y Ramona Alicia Cubilla.

En el asentamiento Laterza Kue, Distrito de Mcal. López, departamento de Caaguazú, están perseguidos por el fiscal Troadio Galeano Ledesma los compañeros Antonio Arias, Carlos Núñez, Néstor Núñez, Alejo Martínez y Feliz Martínez. Y por otro lado, el compañero Jorge Daniel Torales, de la misma zona, está recluido hace 6 meses en la cárcel de Cnel. Oviedo.

¡Cese de la criminalización a la lucha social!

Luis Aguayo Antonio Gayozo
Secretario General Conducción Política

Contacto:
Luis Aguayo 0982-966.919

Imagen

Primera huelga general en veinte años en Paraguay contra las políticas neoliberales de Cartes

Hacía 20 años que el Paraguay no vivía una huelga general. Los sindicatos cifran en un 80% el seguimiento de la jornada, que reclamaba, entre otras cosas, el fin de las privatizaciones, el aumento de los salarios y una reforma agraria, en un país donde el 85% de les tierras son propiedad de un 2% de la población. La libertad de los campesinos presos a raíz del caso Curuguaty estuvo presente en las reivindicaciones de todos los colectivos que participaron en la huelga.

Imagen

Anna Medina | Redacción Extramurs | 28/03/2014

Hacía 20 años que el Paraguay no vivía una huelga general. La profunda desafección que gran parte de la sociedad paraguaya siente hacia el gobierno de Horacio Cartes fue el detonante para la convocatoria, el pasado miércoles, de una jornada de lucha que, según los sindicatos, tuvo un seguimiento del 80% en todo el país. Los principales reclamos de la jornada, que la Central Única de Trabajadores-Auténtica (CUT-A), calificó de “histórica”, eran un aumento del 25% del salario, el control de los precios de la canasta básica, el descenso de precios del transporte público, una reforma agraria y la derogación de la ley Alianza Pública-Privada, entre otros. Finalizada la huelga, el gobierno de Cartes ha instalado una mesa de diálogo con los sindicatos que, de momento, no está siendo satisfactoria para ninguna de las partes.

Les concentraciones, marchas y bloqueos de carreteras que tuvieron lugar en casi todos los departamentos del país durante los días previos ya evidenciaban la magnitud que acabó teniendo la protesta del pasado miércoles cuando miles de trabajadores y campesinos marcharon por las calles de Asunción, la capital del país. Los siete principales sindicatos, apoyados por la Federación Nacional Campesina (FNC), organizaciones estudiantiles, movimientos sociales y algunos partidos políticos como el Frente Guasú habían convocado la jornada de huelga a finales del 2013 con el objetivo de hacer una llamada unitaria contra las políticas neoliberales del gobierno de Cartes.

Para la víspera de la huelga, el sindicato de periodistas y diversos colectivos de artistas organizaron el primer Festival Popular para la Huelga y la Libertad en el que también participaron estudiantes de secundaria y universitarios. Con este acto, dedicado especialmente a los presos en huelga de hambre por la causa de Curuguaty, se daba el tiro de salida a un día repleto de reivindicaciones. A primera hora de la mañana y provinentes de todo el país, llegaban a Asunción -aplaudidos y apoyados a su paso por las poblaciones vecinas- miles de campesinos y campesinas para celebrar la XXI Marcha de la Federación Nacional Campesina.

El caso de Curuguaty ha generado indignación en la sociedad paraguaya. Por eso, la reivindicación de la libertad de sus presos  y la recuperación de las tierras de Marina Cué estuvo presente en las reclamaciones de todos los colectivos huelguistas, tanto campesinos como urbanos.

El objetivo principal: la derogación de la Alianza Pública-Privada

A pesar de que los sectores participantes son muy diferentes y cada uno tiene demandas específicas, todos coinciden en exigir la revocación de la Ley de Alianza Pública-Privada, que da vía libre al ejecutivo de Horacio Cartes para privatizar desde carreteras y aeropuertos hasta el sistema educativo, penitenciario o la provisión de agua potable. En una entrevista a Radio Mundo Real, la activista de la organización BASE IS, Marielle Palau, afirmó que “se está poniendo a disposición del capital internacional toda la riqueza paraguaya”.

El país sudamericano se encuentra inmerso en la progresión de una política económica y social híper concentrada que, según los convocantes de la huelga, excluye a la mayoría de la población. Belarmino Balbuena, dirigente del Movimiento Campesino Paraguayo, explicó durante la jornada que hay 400.000 niños que malviven en la indigencia, sin atención sanitaria ni educación. Per otro lado, los precios de los productos de la canasta básica o el de los billetes de transporte público no paran de aumentar rápidamente mientras que los sueldos lo hacen a cuentagotas. A principios de año, el ministro de Hacienda, Germán Rojas, confirmó que no subiría el salario mínimo porque “no se reunían los requisitos de la inflación”. A pesar de las constantes demandas de los sindicatos para incrementarlo un 25%, a finales de febrero, en un intento de apaciguar la huelga general, el gobierno aumentó el salario interprofesional un 10% dejándolo en casi 300€ mensuales.

Según un estudio de la FAO, el 22,3% de la población paraguaya no llega a ingerir la cantidad mínima de calorías para tener una buena salud. A nivel del continente, el porcentaje solo es superado por Haití y Guatemala, a pesar de que Paraguay el año pasado llegó a exportar 7,5 millones de toneladas de soja y 296.000 de carne, según la Red de Inversiones y Exportaciones (REDIEX).

A finales de 2013, la FAO advirtió que en Paraguay existe una cantidad relevante de títulos de propiedades de tierras irregulares. De este modo, si todos los títulos actuales fuesen reales, el país sudamericano tendría 122.000 kilómetros cuadrados más de los que tiene en realidad. En este sentido, cabe destacar que más del 85% de les tierras del país son propiedad de un 2% de la población. Por este motivo, el campesinado paraguayo exige al gobierno de Cartes una reforma agraria que corte de raíz el modelo agroexportador que rige la economía rural. Se trata de un conflicto entre trabajadores del campo y latifundistas y gobierno, que muchas veces se traduce en condiciones laborales infrahumanas para los que trabajan la tierra y asesinatos de líderes indígenas y campesinos. En el caso concreto del departamento de San Pedro, al norte del país, militares estadounidenses permanecen en la zona, en una región que a menudo es escenario de protestas campesinas para reclamar las tierras que son reprimidas con violencia.

La reacción del gobierno a la huelga general

Durante las semanas anteriores a la huelga, miembros del gobierno y de la patronal llevaron a cabo una campaña mediática con el objetivo de minimizar el impacto de la reivindicación y desacreditarla. Por ejemplo, el presidente de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), Eduardo Felippo aseguraba que “las reivindicaciones de esta huelga no tienen sentido”. Así mismo, el presidente Cartes afirmó que no haría ninguna mención a la huelga porque “no le tiene miedo al trabajo”.

Una vez finalizada la huelga, la actitud y el planteamiento del ejecutivo de Cartes ha dado un giro. De acuerdo con la alta participación durante el miércoles, el gobierno se ha visto obligado a instalar, a través del vicepresidente, Juan Afara, una mesa de diálogo con los sindicatos.  Por un lado, el Estado, sigue defendiendo la aplicación de la ley de Alianza Pública-Privada y se niega a aumentar los sueldos un 25%. Por su parte, los sindicatos ya afirmaron que no cederían a las posibles presiones del gobierno. De este modo, las reuniones generales y sectoriales entre ejecutivo y los sindicatos continuarán durante las próximas semanas a la espera de llegar a algún acuerdo, sin demasiadas expectativas en que esto, finalmente, suceda.

 *Artículo originalmente en catalán, traducido por gentileza de la autora. 

http://www.extramurs.cat/primera-vaga-general-en-vint-anys-al-paraguai-contra-les-politiques-neoliberals-de-cartes/