Movilización de los trabajadores contra el saqueo y el despojo y por mayor presupuesto para salud y educación

Las organizaciones que vamos construyendo el Congreso Democrático del Pueblo al calor de las luchas, sumamos nuestra voz y nuestra militancia en solidaridad con las movilizaciones del pueblo trabajador, que lucha contra el vaciamiento de sus fondos jubilatorios y por un sistema de salud y de educación que priorice los servicios como derechos básicos de nuestro pueblo.

Vaciamiento para privatizaciones

La ley 5074/13 fue aprobada “entre gallos y medianoche”, silenciosamente, por el cartismo junto con su mayoría parlamentaria, en una avanzada sobre los fondos jubilatorios que son producto del aporte de trabajadores para lograr una vida digna cuando lleguen a ser adultos mayores.

Así como están las cosas, la mencionada ley posibilitará utilizar los fondos de la clase trabajadora para financiar obras de infraestructura para priorizar los intereses de los agroexportadores y de los ganaderos, dando preferencia inclusive a empresas extranjeras para fortalecer los negocios controlados por ellos, pues las grandes agroexportadoras, así como los frigoríficos, están compuestos mayoritariamente por capitales extranjeros, y para ellos se están proyectando las obras de infraestructura.

La mencionada ley no tiene límite para el uso de los fondos jubilatorios, le da a Cartes la posibilidad de resolver cuándo y cómo utilizar sin involucrar al Poder Legislativo, habilita a la participación de empresas extranjeras y no prioriza la construcción de caminos vecinales, centros de salud, escuelas, viviendas dignas, sistemas de agua potable y otras tantas necesidades de nuestro pueblo.

Sindicatos, jubiladas y jubilados están convocando a una movilización para este jueves 25, que comenzará a las 9hs de la mañana frente al Panteón para luego trasladarse frente al Congreso de la Nación, donde será tratado un proyecto de ley que busca derogar la nefasta ley 5074/13. El mencionado proyecto de ley fue presentado por el Frente Guasu junto con la denominada multibancada.

Apoyamos solidaria y activamente la lucha contra las privatizaciones y contra el despojo.

Es el momento de encontrarnos para luchar por un Sistema de seguridad social universal que garantice la jubilación para todas y todos.

Salud y educación “en terapia intensiva y sin insumos”

El proyecto antinacional y antipopular en Cartes ha enviado a la salud y a la educación pública a la “sala de terapia intensiva” y dice no tener “insumos” para atenderlas y recuperarlas.

Una muestra más de la total indiferencia del cartismo y de su mayoría parlamentaria es el desconocimiento de los reclamos de miles de médicos y docentes por mejores condiciones laborales y a la vez por mejores condiciones para ejercer sus respectivas labores con calidad.

Trabajadoras y trabajadores de la salud solicitan el doble de presupuesto actual para salud, infraestructura, disponibilidad permanente de medicamentos e insumos, una política de salud pública y legitimidad de salarios, lo cual nos parece totalmente justo y por tal motivo acompañamos con fuerzas dichos reclamos.

En tanto que trabajadoras y trabajadores de la educación reclaman mejores condiciones laborales, incluyendo un ajuste de sus bajísimos salarios.

En una Nación democrática que se preocupa por el desarrollo de todo el pueblo, quienes trabajan en salud y educación son protegidos y capacitados permanentemente, porque tanto la salud como la educación son derechos básicos sin los cuales un país no puede desarrollarse con inclusión y justicia social.

Saludamos con mucha energía y con compromiso militante la huelga de médicos y docentes prevista para el 30 de setiembre próximo a la vez de insistir una vez más en que solo un gobierno administrado por trabajadoras y trabajadores del campo y la ciudad podrá aplicar políticas públicas que aseguren el bienestar y el desarrollo de las mayorías.

Hacia el Congreso Democrático del Pueblo

Tanto las movilizaciones contra el vaciamiento de los fondos previsionales este 25 de setiembre, como la huelga de médicos y docentes a iniciarse el próximo 30, son expresiones de lucha que van forjando el Congreso Democrático del Pueblo al calor de las luchas.

En el país se siguen dando movilizaciones contra las fumigaciones ilegales y en lucha por la tierra, construyendo esa unidad de pueblo que derrotará al proyecto saqueador, vendepatria y terrorista de Cartes y su mayoría parlamentaria.

24 de setiembre de 2014

 Federación Nacional de Estudiantes Secundarios (FENAES), Frente Estudiantil por la Educación (FEE), Frente Guasu, Partido Paraguay Pyahura, Federación Nacional Campesina (FNC), CONAMURI, Movimiento 15 de junio, Movimiento Kuña Pyrenda, Coordinadora Nacional de Niñas/os Adolescentes Trabajadores (CONNATS), Organización de Trabajadores de la Educación del Paraguay-Sindicato Nacional (OTEP-SN), Frente Patriótico Popular, Frente Recoleta, Corriente Sindical Clasista (CSC), Mesa Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (MCNOC), Organización de Lucha por la Tierra (OLT), Movimiento por la dignidad sindical (FEP), Coordinadora Nacional de Camioneros del Paraguay

saludEducacionJubilacion

Anuncios

Violencia en aumento contra comunidades del Pueblo Pâi Tavyterâ

La Conamuri se dirige a la opinión pública en general y a las autoridades nacionales en particular a fin de expresar cuanto sigue:

Denunciamos. Las comunidades del pueblo Pâi Tavyterâ, habitantes de los departamentos Concepción y Amambay, vienen sufriendo sistemáticos atropellos a los más elementales derechos comunitarios, como ser vivir libres en sus territorios, lo que afecta la vida de toda la población de estos territorios ancestrales, poniendo en particular riesgo la vida de las mujeres. Las violencias sufridas provienen de diversos sectores: autoridades locales, fuerzas militares, empresarios sojeros, ganaderos, desconocidos, etc.

Desde hace un buen tiempo se vienen dando situaciones como: persecuciones, amenazas, asaltos, requisas, prohibiciones de hacer reuniones. Varias niñas y jóvenes han desaparecido, han sido víctimas de trata de personas, varias han sido maltratadas, golpeadas, torturadas, asesinadas, vendidas. Diferentes lideresas han denunciado en reiteradas ocasiones estas situaciones ante las autoridades locales con muy poco resultado como para recuperar la tranquilidad y la seguridad en las comunidades.

Una de las lideresas, junto a su familia, ha sufrido reiterados asaltos en su domicilio, le sustrajeron una moto, dinero de la comunidad que estaba en su guarda, entre otros enseres.

Las lideresas comunitarias vienen recibiendo todo tipo de improperios, persecuciones y amenazas permanentes en los últimos tiempos por ser quienes confrontan cotidianamente la violencia que se cierne sobre las comunidades. Recientemente dos de ellas han sido asaltadas por tres personas enmascaradas, quienes además de despojarla de dinero y celulares, las golpearon a ambas y las prohibieron denunciar el hecho, bajo amenaza de muerte.

Una de las posibles razones de esta situación es que las mujeres del Pueblo Pâi Tavyterâ se animan a denunciar el cultivo de soja en sus comunidades, ya que están conscientes de lo que provoca la exposición a las fumigaciones que se vienen realizando con la incorporación de este rubro en sus territorios; además se ven afectadas por la deforestación previa que el agronegocio implica, la cual acaba con una de las fuentes de supervivencia de este Pueblo, al dejarlos sin frutos ni animales silvestres, sin siquiera la leña necesaria para la cocción de sus alimentos.

Otra situación se da a través del confinamiento de varias comunidades, ya que se encuentran rodeadas de estancias que les prohíben el libre tránsito incluso dentro de su territorio, impidiendo posibilidades de desarrollo comunitario autónomo.

El territorio Pâi Tavyterâ es apetecido por los poderes fácticos de la zona, entre quienes se encuentran empresarios brasileños, alemanes y paraguayos, quienes en complicidad con las autoridades locales mantienen en zozobra la vida de las comunidades, con presencia de agentes de las fuerzas públicas que constantemente exigen documentos para la circulación en los propios caminos vecinales. Esto genera impotencia, miedo y terror en la comunidad y en las personas, ya que no saben dónde recurrir para denunciar cuando quienes deberían infundirles confianza y seguridad son justamente los que los acosan permanentemente.

Reclamamos al Estado el cumplimiento de las leyes nacionales y los tratados internacionales aprobados por el Estado Paraguayo relativas a los pueblos indígenas y a los derechos humanos.

Exigimos garantías para las lideresas de las comunidades del Pueblo Pâi Tavyterâ e investigación profunda de los hechos arriba denunciados. Pedimos protección de la vida de las mujeres y hombres del pueblo indígena Pâi Tavyterâ.

¡No queremos más genocidio! ¡Basta de violencia!
¡Queremos vivir en paz!

IMG-20140923-WA0012