Carta abierta a instituciones del Estado paraguayo

Tres Poderes del Estado

Fiscalía General 

Ministerio del Interior

INDERT

Por este medio deseamos exponer públicamente nuestro posicionamiento como articulación de organizaciones del campo y dirigirnos, específicamente, a las autoridades que encabezan las instituciones arriba mencionadas.

Uno de los reclamos que más moviliza a las comunidades campesinas e indígenas en Paraguay gira en torno al derecho de acceso a la tierra. Carecer de tierra para asentarse, producir y vivir es un indicador de desigualdad, en un país donde la brecha entre desposeídos y terratenientes es muy gruesa.

En ese sentido, exigimos a los tres Poderes del Estado la ratificación de la Declaración de los Derechos Campesinos, a partir de la aprobación y adopción de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en fecha 20 de diciembre de 2018, uno de cuyos puntos principales aborda la tenencia de la tierra. Consideramos que Paraguay, en estos momentos, se encuentra violando todos los derechos de las personas del campo, tanto campesinas como indígenas, al exacerbar los desalojos y el desahucio al abogar por un modelo económico que provoca extractivismo y acaparamiento de tierras.

Por la presente, hacemos un llamado a los representantes del gobierno de turno para que respeten nuestros derechos vigentes de habitar un territorio propio y en un ambiente saludable, libre de agrotóxicos y monocultivos.

Lamentamos la inoperancia del Poder Ejecutivo al no ser capaz de cumplir sus funciones en lo relacionado a la promoción y garantía de la vigencia de los Derechos Humanos. Lamentamos también que el Parlamento legisle contra los intereses del pueblo para beneficio y beneplácito de corporaciones extranjeras que poco o nada reditúan al país, con usos y abusos permanentes. Así también, lamentamos que el Poder Judicial rinda tributo a la narco-política con componendas y soluciones que constituyen canales de desvío, corrupción e inmoralidad que llevan al terrorismo de Estado y que atentan sistemáticamente contra la vigencia de los Derechos Humanos en Paraguay.

El Ministerio del Interior, como fuerza pública, debe resguardar la seguridad de toda la ciudadanía; en contraste, lo que mejor hace es sembrar zozobra en las comunidades campesinas e indígenas por donde va pasando, según le lleva el tren de los desalojos.

Nos preocupan los recortes presupuestarios al INDI y al INDERT, con lo cual se resentirá todavía más la compra de tierras destinadas a las familias empobrecidas del campo.

Repudiamos la política de descampesinización impulsada por el INDERT, entidad cuya función es administrar la tierra y promover la Reforma Agraria, así establecida en la Constitución Nacional, cuando lo que en realidad hace es encarnar un plan sistemático de desalojos que lesiona todavía más los derechos colectivos, teniendo en consideración la inconstitucionalidad e ilegalidad de los desalojos.

A la Fiscalía General del Estado reprochamos la complicidad con los poderes fácticos para agudizar la criminalización de la lucha campesina e indígena y la persecución judicial a líderes comunitarios.

La CLOC-Vía Campesina tiene un planteamiento sobre la Reforma Agraria Integral que viene a ser una propuesta del campo extendida a toda la sociedad paraguaya, sobre lo que queremos discutir con los entes involucrados. La Reforma Agraria es un derecho establecido por la Constitución Nacional en su capítulo IX; es la salida a los problemas estructurales de que adolece el Estado paraguayo como resultado del modelo de producción hegemónico asumido que atropella permanentemente los derechos colectivos.

Los desafíos a los que enfrentamos como país son muchos, sobre todo en el área ambiental. Con nuestro trabajo desde el campo, las comunidades campesinas e indígenas podemos ayudar a enfriar el planeta ante una realidad que ya se hace sentir avasalladoramente, que es el cambio climático. La agroecología, nuestra propuesta política más fuerte, se impulsa a partir de la tierra y el territorio. Garantizar la tenencia de tierra en manos campesinas e indígenas es sinónimo de paz en el campo y eso repercute en todos los ámbitos de la sociedad paraguaya.

 Todos los derechos para todas las personas

¡Derechos campesinos, dignidad para el campo!

 Asunción, 10 de diciembre de 2018

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s