La ONAI denuncia ausencia de políticas estatales de acompañamiento a comunidades indígenas

La Organización Nacional de Aborígenes Independientes (ONAI), se dirige a la opinión pública para manifestar cuanto sigue:

Los sucesivos gobiernos estuvieron ausentes en el momento de tener una política de defensa y seguridad de nuestras tierras y nuestros territorios; hoy el actual gobierno, más que nunca, nos tiene olvidados. No figuramos en la agenda política y las instituciones del Estado no hacen caso a los reclamos planteados, principalmente el acceso a la tierra. Décadas de reclamos que se suman a centenares de años de exclusión, marginalidad, desprecio y violencia contra nuestros derechos como pueblos originarios. Esta realidad histórica continúa, nos mueve nuevamente a reclamar la defensa de los derechos:

La Comunidad “Ñe’ê Ñendua Mirî”, ubicada en la Compañía Zárate Isla de la ciudad de Luque, lleva más de 5 años de ocupación y lucha, realizando todos los trámites requeridos para habitar legalmente los 13 lotes de una misma finca.

Viven ahí unas 23 familias de los pueblos Mbya y Ava Guaraní, provenientes de San Pedro, Caaguazú, Canindeyú, Caazapá y Guairá, que fueron expulsados de sus lugares de origen por diferentes motivos: falta de legalización de sus tierras, falta de garantía de una vida digna debido al abandono total del Estado (en las comunidades no hay salud, ni educación), además por la presión de sojeros y ganaderos vecinos.

Desde el inicio de la ocupación siempre fueron molestados por vecinos y supuestos dueños que cada tanto llegan junto a las familias de la comunidad a amenazarles e intentar que salgan de esas tierras. Actualmente las amenazas de desalojo, los atropellos y maltratos por parte de diferentes personas que reclaman las tierras como suyas vuelven a repetirse, esta vez con el acompañamiento de policías que van al lugar –casualmente– solo los domingos a amenazarles y molestarles.

Luego de 5 años de ocupación de las tierras en Luque, las familias indígenas tienen trabajo, sus hijos e hijas estudian y ya hay arraigo y la firme decisión de permanecer en la ciudad ya que el Estado paraguayo, mediante la Constitución Nacional, las leyes nacionales y convenios internacionales, nos asegura la propiedad de la tierra y acceso a todos nuestros derechos, reconociendo que los Pueblos Indígenas somos anteriores a la conformación del Estado paraguayo.

Por todo lo mencionado, denunciamos lo siguiente:

– La ineficacia del Instituto Paraguayo del Indígena (INDI), ente estatal que debiera asistir y respaldar a los pueblos indígenas y cuya obligación principal es la de asegurarnos tierra y vida digna.

– La falta de interés del Gobierno por la situación indígena en general; ya que si nosotros, indígenas, resolvemos venir a las ciudades, es porque en las tierras y territorios del campo ya no hay seguridad de vida para nuestras familias.

– La falta de voluntad política para resolver el problema de tierras para indígenas, sean casos de comunidades en el campo o en la ciudad, ya que esta es una realidad actual y por ello exigimos nuestro derecho a vivir en la ciudad.

– La urgente intervención de las autoridades pertinentes para resolver el problema de esta comunidad indígena y todos los casos de reclamo de regularización de tierras.

Ante esta triste realidad, acudimos a la opinión pública a fin a urgir a las autoridades correspondientes para dar salidas a los graves problemas de esta comunidad.

Presentación1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s